Flaquita mexicana se deja penetrar a cuatro patas